lunes, 29 de setiembre de 2008

Amores Pasados (Claudio Vol 3)

Es como mucho un volumen tres sobre Claudio, es que me embalé mucho con el Vol 2 y si lo terminaba iba a quedar muy largo...

La relacion estaba terminada, el habia decidido terminar conmigo y yo estaba en estado de pregunta permanente…
¿En que la cagué?
¿Lo puedo arreglar?
¿Por qué terminó conmigo?

Su falta me dolía inmensamente… En el capitulo anterior describí la coraza con la que me sentía cubierta… La coraza me faltó y me quedé en pelota y destrozada…
(Torn - Natalie Imbruglia)

Y lloré… Como mil horas lloré… Lloré porque pude evitar el momento del quiebre, y no lo hice… Obstinada como yo era, estaba dispuesta a llegar a las ultimas consecuencias para obtener lo que yo quería… Una disculpa por haberme dejado tan de lado… Inferí mil cosas, que se enamoró de la Maca, que hacía tiempo que no me quería pero que había decidido terminar el año en mi casa para poder pasar sus ramos, que en realidad si me quería pero estaba demasiado dolido con mi actitud pendeja y celosa… (que a veces es incontrolable, pero en general la manejo bien)

Busqué apoyo emocional en amigos y amigas varias y conversando de todo y de nada llegué a la conclusión que no podía dejar todo así, que iba a tener que jugarmela por Claudio una ultima vez…

El 14 de Febrero fue la excusa perfecta para ir a verlo… Me gasté toda la plata que me quedaba en comprarle esos bombones que le encantaban, y una rosa hermosa y elegida y un globito… Usé mi talento poético y esgrimí mis mejores argumentos para buscarle una segunda vuelta a la rueda escribiendole una carta… La carta era lindísima… No me acuerdo que decía pero mi hermana y sus amigas hasta lloraron cuando la leyeron para darme el visto bueno…

Me puse bonita, me maquillé y me peiné especialmente… Dejé a Marcelo con la Rochy y fui a su casa… La intención inicial era dejarle el paquete e irme, no sabía con qué pastel podía salirme este tipo y en el fondo quería respetar su espacio y mil cosas como esa… Pero la bruta de yo no había echado mi billetera en la cartera, asi que tenía exactamente cero pesos cuando llegué a su casa. Toqué el timbre como tres veces… Me abrió la puerta y me sorprendió mucho ver lo bien que estaba. Había rejuvenecido, y hasta algo de luz en la mirada tenía…
Le dije que había venido a dejarle algo y que me iba al tiro, pero que no tenía plata para volver a mi casa… Me dijo que entrara, le dije que no era necesario y me dijo que conversaramos al tiro, que mejor entrara.

La casa estaba hecha un asco… Me llegó a dar rabia porque cuando había estado yo, era maniático con el orden y la limpieza…

Partió agradeciendome el regalo y escuchó pacientemente lo que yo le decía… Bueno, en realidad no mucho… Apretaba los labios, cerraba los ojos y negaba con la cabeza… Cuando paré de pedirle que me volviera a aceptar a su lado, me puso al tiro los puntos sobre las íes…
- Que en esos dias NO me había echado de menos en lo absoluto
- Que en el fondo yo tenía que aceptar que el ya no quisiera estar más conmigo
(a esas alturas yo lloraba a moco tendido)
- Que bien en el fondo yo tenía que revisar si esta relacion había sido voluntaria o no… (¿Qué?!!!) y que si bien me había querido mucho… NUNCA se había enamorado de mi…

Ese dia sentí que se me rompía el corazón… Asi como en los monitos animados… Porque no importaba lo que el dijera de ahí en adelante… Todo lo que viví fue un sueño, una mentira, una ilusion creada por mi y patrocinada por el… No había nada que pudiera solucionar ese dolor que se instaló en mi pecho (y que me duele de nuevo ahora que lo reescribo) Ese día, tomé mis cosas que habían en su casa (habían muchas…) y me vine a mi casa hecha bolsa…

Tiempo después le envié todo lo que se le había quedado en mi casa, y metí tambien todos los regalos que alguna vez me hizo, desde las primeras flores y los libros y las notitas y todo todo lo que me pudiera recordarlo a el…

Lloré su ausencia mucho tiempo… Me faltaba en mi pieza, en mi cama, en el living, en la pieza del PC, en la pieza de Marcelo… Era un vacío grande que me ahogaba y me llenaba los ojos de lluvia que no llovía porque el dolor era demasiado grande…

Había cambiado su contraseña del correo, así que me dediqué a navegar Virtualia para buscarle una respuesta a su ausencia… No la comprendía… En algunos mensajes con una tal CAROLINE había una invitacion…
- Vente a mi casa un día, voy a estar solo todo febrero.
La invitación era de enero, de antes que terminara conmigo…

Imaginense cuántas películas me pasé… Y teniendo en cuenta su personalidad analítica y compleja, era obvio que había planeado terminar conmigo desde hacía mucho tiempo…

Revisé páginas donde alguna vez lo vi navegar, espacios donde podía dejar alguna respuesta a mi eterna pregunta ¿Por qué?

Encontré que el mismo día que había terminado conmigo, posteó en un foro preguntando por el nombre de una canción… Y la canción era muy romántica… Y me sentí morir… Tiene otra… Por eso terminó conmigo…

Entre medio de mis investigaciones y mis penas y melancolías varias… Claudio volvía a aparecer a mi lado, ya no como pareja o pololo sino como amigo…
- No puedo prescindir de tu amistad, eres la persona que mas me conoce…

Me dolía en el alma ser su amiga, pero yo quería volver a su lado mas que nada en el mundo… algo era algo… Nos rebautizamos para poder conversar sin confundir las cosas (antes éramos Bebé… para los dos) yo era Pelusa y el era Guachimingo… Pero quería recordar tambien que siempre el amor por muy lindo que se vea, te puede hacer doler y hacer mierda. Me tatué un escorpión en la cadera para no olvidarlo jamás. Tambien para no olvidarlo jamás comencé a escribir en un Blog (antes lo encontraba indigno) Todas las entradas las metí en este que tengo ahora…

Como lloré Febrero y Marzo, en Abril retomé el estudio pero demasiado tarde… Me eché estrepitosamente el grado en Mayo… Fue mi culpa, no debí haberlo rendido siquiera sin haber estado lista...

Este “seamos amigos” era muy raro… Íbamos al cine, a bailar pero solo éramos amigos… Un día le pedí un beso y me lo negó…

Escorpión como era se tardó en volver a mis brazos, pero eventualmente llegó. Tuvieron que pasar casi 11 meses de esa amistad rara en que a mi me pasaban muchas cosas y a el al parecer nada, pero volvió… No quiso besarme, poniendo un límite inmediato a la situación. No habíamos vuelto, solo eramos amigos con ventajas.

Nunca supe si estuvo bien estirar tanto todo… Pero era algo que en el fondo yo necesitaba. Necesitaba abrazarlo no solo una vez mas, sino toda la vida...

En enero del año siguiente (2005) se iba de nuevo a Futrono, esta vez a hacer la práctica, y yo de nuevo con pánico… Ese verano ocurrieron cosas, como que privilegió el cumpleaños de alguien mas para el día de mí cumpleaños que me fueron desilusionando. Y me di cuenta que si bien con Claudio podía ser todo perfecto, la yayita de haberme hecho pico una vez, me iba a seguir doliendo si me mantenía a su lado.

Nunca supe si el anduvo o salió con alguien mas, a veces me llegaban rumores como que se andaba joteando a alguien, o que había pedido información sobre alguna niña en particular, pero nada mas allá de eso…

No se si alguna vez el reconsideró volver conmigo, pero a mediados del 2005 ocurrió un incidente no menor que habría roto con cualquier reconsideración…

Había un amigo que me gustaba hacía mucho, con el que nunca había sucedido nada, y un día en una fiesta a la que fuimos Claudio y yo, caí en brazos de aquel…

Quizas no tengo nada que justificar, pero no quiero parecer tan suelta… Claudio se había pasado la fiesta coqueteando con una y abrazadito con otra… No en la canalla, como amigo... Sin mala intención quizás pero mi frase para el bronce en esa ocasión fue: “No me puede huevear, la fidelidad se paga con compromiso”

¿a quien o a qué tengo que serle fiel? No somos nada, y ademas me entero que le coquetea a otras chicas abiertamente.

Al otro día en MSN no me quiso hablar y me bloqueó…

Se lo negué todo rotundamente (es increíble el poder de la negacion) y volvimos a vernos eventualmente… Yo había vuelto a estudiar locamente para el examen de grado, y otra vez estaba en una situación de tira y afloja con Claudio.

En Septiembre, a pocos días antes del examen, fuimos al cine juntos a ver Sin City en su fin de semana de estreno... Era un compromiso que habíamos hecho hacía mucho, de hecho no nos habíamos visto como en dos meses y en esa ocasión lo sentí raro… Esa vez no quiso ni tomarme la mano… No me abrazó ni quiso besarme… Esa vez quedamos en que la amistad iba a ser solo amistad… De ahí en adelante…

Esa separación no me dolió tanto… De hecho no me dolió nada, me dio pena, obvio… Pero algo raro pasaba…

Me volví a echar el grado, pero esta vez no fue por andar pensando huevadas, esa vez me rajaron brígido…

Al fin de semana siguiente me fue a ver bailar al teatro Oriente… Y de nuevo, algo raro le pasaba… algo que no me quería contar y que lo atoraba…

La respuesta la tuve dos semanas después… La Naty me contó que Claudio estaba pololeando…

Mi reacción fue de alivio, pero igual me sentí contrariada… ¿No eramos tan amigos? ¿Por qué ocultarme algo tan importante?
Una semana después de eso Claudio pidió que nos juntaramos porque tenía algo que contarme. Fui a juntarme con el con una estudiadísima reacción… Para lo que no acabé de reaccionar fue cuando me dijo que llevaba mas de un mes pololeando… Y que la niña tenía 19 años… (10 años menos que yo, a la fecha)

¿Qué?!!!!!!!

Mi pega desde ahí fue ignorarlo… Ignorarlo hasta que se me pasara la weá… Lease weá como rabia, pena, el amor por el, la esperanza de volver algun dia, la certeza de que nadie mas que yo lo iba a querer así tal y como el era…

El estaba viviendo una historia hermosa y yo no quería aguarsela, vivirlo a su lado como amigui me iba a convertir en una amigui muy peligrosa, y en la babosa mas imbecil del planeta…

Creo que ignorarlo en esa oportunidad fue mi mejor decisión… El ya no estaba solo, tenía su niña y sus amigos, así que en términos reales ya no me necesitaba… Yo necesitaba dar vuelta la página y retomar mi vida… Y lo hice

Una semana después entré a la Compañía de Teatro que me devolvió la fe en mi misma, y casi un mes después conocí al ser que hoy me sigue quitando el sueño… Otro Claudio, de 17 años... Ni su nombre ni su edad me importaron... Fue un amor a primera vista (o a primer abrazo para ser mas precisos)

Obvio que sobreviene la pregunta… ¿Un clavo saca a otro clavo? No, porque no fue así en absoluto, ese amor había muerto mucho tiempo atrás… El resto fue un bonus track que se alargó hasta que el disco no dio para mas…

Tiempo después (el año 2006) tuve la respuesta a mi eterna pregunta “¿Por qué terminó conmigo desde un principio?” cuando fui a dejarle unos documentos a la Mercedes (mi ex suegra), en esa ocasión en la casa estaba en su casa la Maca (la prima del sur).

Hablamos largamente del Claudio de ese momento (tan metido con su carrera y su polola que no tenía tiempo para nada, ni para vida familiar, ni para actualizar la vida con su prima) Claudio le había comentado a la Maca que nunca en su vida se había enamorado como lo estaba ahora de la Caro. (su niña nueva)

A la Maca le dio mucha pena (yo creí que le había dado pena por mí… ) y le dio pena porque ella sintió que en algún minuto Claudio se había enamorado de ella… Los dos habían desarrollado un fuerte amor platónico, unidos por la cercanía de almas, pero separados por la distancia y la certeza de no poder estar juntos por ser primos…

Mi respuesta consoladora fue la siguiente: Si se enamoró de ti mi niña, terminó conmigo apenas volvió de Futrono ese verano…

Y como dice la cancion… Suddenly I see!!! … Vi todo con tanta claridad que me dio hasta pena por como fui con el… No fui capaz de soltarle la correa y no le quedo otra que zafarse por la fuerza…

Suelo referirme a Guachimingo como mi ex, como si fuera mi ex marido… Nos volvimos a ver brevemente en Abril del 2007 (yo necesitaba una cantidad importante de plata y el me la prestó sin siquiera pensarlo). Ahora vive en Futrono, está de Medico en el Consultorio de Futrono… Le envié un turro de DVDs (no tenía cable todavía) con películas cuando trabajaba yo en Blockbuster (piratas por supuesto). Tengo el compromiso de mandarle mas, pero no he tenido tiempo para grabarle nada decente. Lo tengo agregado a Facebook y de repente veo las fotos que sube con los viajes que hace por allá…

Estoy contenta por Claudio… Me lo imagino feliz, cumpliendo su sueño de toda la vida… Vivir en paz junto al lago...

Haciendo un resumen puedo decir que no fue mi culpa, a el le estaban pasando cosas y yo no podía darle la solucion que buscaba porque no estaba en mi naturaleza.
El problema no lo tenía yo, era suyo y yo no podía convertirme en eso que el buscaba...
Yo podía ser su amiga, su amante, su compañera, su oreja, su espalda, su brazo derecho, pero no podía ser esa alma gemela que el buscaba porque simplemente esa alma gemela no era yo...
Era otra persona...
Espero que nunca se rinda en su busqueda...
Espero que algun dia la encuentre...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario